Nota de imprensa

Atrys adapta su modelo de gobierno corporativo en la antesala de su salto al mercado continuo

10 Dezembro 2021

Atrys Health (BME:ATRY), compañía española que brinda servicios de diagnóstico y tratamiento médico de precisión y pionera en los ámbitos de la telemedicina y de la radioterapia de última generación, ha celebrado hoy su última Junta General Extraordinaria de Accionistas como integrante del BME Growth. Durante la misma, ha aprobado la adecuación de su modelo de gobierno corporativo para alinearse con las exigencias, estándares y buenas prácticas del mercado continuo, al que prevé dar el salto en el primer trimestre de 2022.

En el transcurso de la junta, se ha sometido a votación, entre otros, la exclusión de negociación de la totalidad de las acciones de Atrys en el BME Growth y su admisión simultánea en el mercado continuo, la modificación de sus estatutos sociales y del reglamento de su junta general para adaptarlos a las exigencias y buenas prácticas de gobierno corporativo de las sociedades cotizadas.

En el marco de estas adaptaciones, Atrys ha acometido una remodelación de su consejo de administración que la Junta ha aprobado, ratificando así los nombramientos de Josep María Echarri como consejero dominical o de Aurora Catá como independiente. Tras estos cambios, Atrys cuenta con un Consejo de Administración integrado por 12 miembros, incluidos 6 consejeros dominicales y 4 independientes, y, por lo tanto, con una holgada mayoría de miembros no ejecutivos y un 33% de mujeres.

Con el fin de adecuar la política de retribuciones de su Consejo de Administración con los estándares de mercado de empresas comparables, Atrys ha aprobado una nueva política de remuneraciones para los ejercicios 2022-2024 basada en un estudio a cargo de Willis Tower Watson. Asimismo, ha actualizado el plan de incentivos que la compañía aprobó hace tres años con el fin de atraer y retener talento, del que se beneficiarán aquellos profesionales de todos los niveles que formaban ya parte de Atrys en 2018.

Para Santiago de Torres, presidente de Atrys, “los cambios aprobados en nuestra junta de hoy nos alinean no solo con las exigencias y estándares de cotización del mercado continuo, sino también con las mejores prácticas internacionales. Gracias a los mismos, podremos dar un salto al continuo que nos brindará mayor liquidez y facilitará que sigamos creciendo de forma orgánica e inorgánica, de la mano por ejemplo de la entrada de inversores internacionales en nuestro capital”. De Torres aspira a que el cambio de cotización, en definitiva, permita a Atrys “seguir creando valor para nuestros accionistas, consolidar nuestra expansión internacional, seguir realizando operaciones transformacionales, reforzar nuestras capacidades para suscribir acuerdos de alcance con otros actores del sector de la salud o redoblar nuestra actividad de innovación e investigación”.

Resultados récord durante la primera mitad de 2021

El presidente de Atrys ha destacado asimismo que “los datos de la primera mitad de 2021 presentados en esta junta reflejan el estricto cumplimiento de nuestros objetivos, tanto en materia de ingresos como de EBITDA”.

La panorámica expuesta en el transcurso de su junta extraordinaria de hoy retrata efectivamente el crecimiento exponencial de la compañía desde su salida a cotización en el BME Growth en 2016, cuando este todavía respondía a la denominación de MaB. En esos cinco años, la acción de Atrys se ha revalorizado en más de un 600% en un periodo en que el IBEX-35 lo ha hecho en apenas un 2,4%, y la capitalización bursátil de la compañía ha pasado de 16 a 620 millones de euros. Esta última referencia hace que, de empezar a cotizar hoy en el mercado continuo, Atrys sería una de las 70 compañías de mayor capitalización del mismo.

A nivel de ingresos, la cifra de negocio de Atrys ha pasado de 4,5 millones de euros en 2016 a 45 millones en 2020, y, solo durante el primer trimestre de 2021, ha registrado una cifra proforma de 85,1,7 millones de euros, casi el doble que en todo el ejercicio 2020. Por lo que respecta al EBITDA, en solo 4 años ha pasado de 1,1 millones de euros a 13 millones en 2020, y, de nuevo, solo en el primer semestre de 2021 el comportamiento de este indicador ha sido todavía más positivo y ha superado los 10 millones de euros. En cinco años, Atrys ha pasado de 44 empleados en 2016 a 2.121 profesionales en la actualidad.

De las tres áreas de negocio en que Atrys divide su actividad al hilo de sus últimas adquisiciones, la medicina de precisión –que abarca su actividad de diagnóstico, telemedicina, radioterapia avanzada y smart data y en que ha realizado más de 6 millones de actos médicos, 280.000 tests de laboratorio y 60.000 tratamientos oncológicos en 2021–, representa alrededor del 38% de los ingresos de la compañía. La segunda área, de medicina preventiva, en que la compañía vela por salud, previene riesgos laborales e imparte formaciones en seguridad laboral a más de un millón de trabajadores a través de una red de 234 delegaciones, aporta el 47% de sus ventas. Y, por último, la de servicios de compliance para empresas, con un portfolio de más de 100.000 clientes, representa alrededor de un 15% de su cifra de negocio.

Solo en los últimos dos años, Atrys ha incorporado a su perímetro a compañías como ITMS, AxisMed, Lenitudes, Radio-Onkologie Amsler AG, ICM, Genetyca-ICM o ASPY, que le han permitido entrar en nuevos mercados, incorporar actividades complementarias o establecer alianzas estratégicas con compañías como Sanitas –junto a la que acaba de anunciar un nuevo Instituto de Oncología Avanzada en Madrid–, el grupo hospitalario portugués Lusiadas o la Fundación Champalimaud, pionera en el desarrollo de programas de investigación biomédica avanzada y en técnicas de tratamiento de radiación de alta precisión.