Esta página utiliza cookies propias y de terceros para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Noticias

El dispositivo emplea tecnología de grafeno (GFET), que permite hacer mediciones altamente sensibles e instantáneas

28 · mayo · 2020

Atrys Health, en colaboración con investigadores de la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad de Granada, está trabajando ya en el desarrollo de un dispositivo portátil de diagnóstico “Point of Care” (pruebas de las que se obtiene el resultado de manera inmediata) basado en la tecnología de grafeno, que permitirá la detección con alta fiabilidad y en menos de 15 minutos de la COVID-19.

Este kit, denominado RAP-ID19, aunará las ventajas de las dos técnicas que más se han empleado hasta el momento para el diagnóstico de la enfermedad: por un lado, la elevada especificidad y sensibilidad de la técnica de PCR (Polymerase Chain Reaction); y, por otro, la rapidez en el diagnóstico y la no necesidad de personal especializado de los RADTs (rapid antigen detection tests).

Esto se conseguirá gracias a la tecnología de grafeno (GFET) empleada en su desarrollo, que permite hacer mediciones altamente sensibles e instantáneas utilizando pequeñas cantidades de muestra gracias a la alta conductividad electrónica del grafeno. En este sentido, los biosensores GFET-Point of Care representan una alternativa completa para la detección masiva, rápida y fiable de la COVID-19 debido a su elevada sensibilidad, especificidad, rapidez, fácil utilización, seguridad de manipulación, así como portabilidad.

Otra de las ventajas de este dispositivo será que los usuarios finales no estarán limitados a que las pruebas las realicen profesionales altamente cualificados del Sistema de Salud, por lo que podría implementarse como herramienta de detección en residencias de tercera edad; centros de trabajo y educativos; aeropuertos, estaciones de ferrocarril y autobuses.

Finalmente, al utilizar un método cuantitativo, RAP-ID19 permitirá cuantificar la cantidad de virus, es decir, la carga viral del paciente, factor potencialmente influyente en la evolución de los pacientes.

Financiación del Fondo SUPERA COVID-19

El proyecto, que tiene una duración estimada de nueve meses, ha sido uno de los siete seleccionados dentro del Fondo SUPERA COVID-19 del Banco de Santander y Conferencia de Rectores de Universidades Españolas.

El consorcio que llevará a cabo el RAP-ID19, con una gran experiencia en todos los aspectos científicos de esta propuesta y una estrecha colaboración previa, recibirá una ayuda financiera del Fondo SUPERA COVID-19 para desarrollar el proyecto y lograr un dispositivo potencialmente comercializable.